top of page

Burnout: cómo detectar el agotamiento provocado por el trabajo

El síndrome de burnout se describe como una condición “resultante del estrés crónico en el espacio de trabajo que no ha sido manejado con éxito”, según la 11ª edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), de enero de 2022.

El estado de agotamiento vital resultante, tiene para la Organización Mundial de la Salud (OMS) las siguientes características:

  1. Sentimientos de agotamiento o energía agotada;

  2. Mayor distanciamiento mental del trabajo, sentimientos negativo o cinismo relacionados con el trabajo;

  3. Reducción de la eficacia como profesional.

¿Cuáles son las causas del burnout?

Al tratarse de una enfermedad profesional, señala la OMS, las causas del síndrome de burnout están necesariamente ligadas al trabajo. Pero no hay una sola razón por la que una persona desarrolle el síndrome.

Como explica Fabiano de Abreu Rodrigues, doctor en psicología y neurociencias, miembro de la Sociedad Brasileña de Neurociencias, el burnout puede estar relacionado con la forma en que una persona realiza las tareas laborales.

“A veces la gente va más allá de los límites de su cuerpo en busca de una alta productividad”, indica Rodrigues.

Para el experto, la condición es común en personas que fijan a diario metas inalcanzables y que, cuando no las alcanzan, les produce frustración, estrés, sensación de improductividad y cansancio crónico. Estos factores provocan indisposición, lo que puede poner en riesgo a otros factores de salud.

Además, el neurocientífico sostiene que el burnout también puede ser el resultado de un ambiente de trabajo poco saludable, lo que potencia el sentido de urgencia y frustración del empleado. Según él, el agotamiento laboral también puede estar relacionado con casos de acoso moral, liderazgo abusivo y ambientes con mucha presión por la productividad.

Cómo detectar el burnout: síntomas comunes

Síntomas como presión frecuente en la cabeza, exceso de sueño o insomnio, falta de concentración, mareos, visión borrosa e incluso cambios en la voz son algunos de los signos relacionados con el síndrome de burnout. Así lo explica Eduardo Perin, psiquiatra especialista en terapia cognitivo-conductual del Ambulatorio de Ansiedad del Hospital de las Clínicas de la Universidad de São Paulo (USP).

Además de estos, Perin también menciona taquicardia, dificultad para respirar, temblores, sudoración, dolor en el vientre o el pecho, desmayos, sensaciones de hormigueo en todo el cuerpo, sofocos y fríos.

Aun así, todos estos síntomas no engloban la totalidad de los efectos de la enfermedad.

También se pueden observar efectos psicológicos debido a que el síndrome está relacionado con el estrés. Según Perin, la persona comienza a volverse más irritable, desarrolla cierta aversión al trabajo, a los compañeros y a otros empleados. También es posible desarrollar síntomas depresivos, como desánimo, falta de voluntad y cansancio exagerado.

Sin embargo, el diagnóstico del síndrome solo puede ser realizado por un profesional de la salud calificado. “Si la persona está sintiendo este impacto del trabajo, se recomienda que busque atención con un psicólogo o psiquiatra calificado”, sugiere Perin.

Commentaires


bottom of page