top of page

Confirman agujero azul en Chetumal; segundo más grande del mundo

El agujero azul descubierto en aguas de Chetumal tiene una profundidad de 274.4 metros; las investigaciones continúan y por ahora no puede ser visitado.

Desde 1996, la Bahía de Chetumal fue decretada como área natural protegida, además, es considerada como el santuario del manatí. En este lugar, investigadores del Colegio de la Frontera Sur confirmaron el hallazgo del segundo agujero azul más grande del mundo. Este agujero azul se ubica a 18 kilómetros de la costa de Chetumal, al sur de Quintana Roo, y los trabajos de investigación iniciaron en 2009. No obstante, recientemente confirmaron la dimensión de este blue hole o agujero azul, también llamado en maya Taam Ja’ que significa agua profunda. “Mientras un cenote tiene una influencia predominante de agua dulce, el agujero azul lo tiene pero de agua predominante marina. Otro elemento fundamental es que la mayor parte de su profundidad está por debajo del nivel del mar"; especificó Juan Carlos Alcérreca, investigador del Colegio de la Frontera Sur.

El diámetro de este agujero azul descubierto en Chetumal es de 154 metros y las paredes tienen una forma cónica. Asimismo, su profundidad es de 274.4 metros: “Lo hace el segundo agujero azul más profundo del mundo por detrás del de Sansha Yongle en China que tiene 300 metros. Equivaldría poner toda la Torre Eiffel en su interior y quedaría cubierta completamente"; detalló Alcérreca.


Transcurren 14 años de investigaciones en torno al agujero azul

Debido al tipo de agua y a la falta de oxígeno, los especialistas no han detectado hasta el momento especies marinas, solo microorganismos. Asimismo, científicos señalan que este agujero azul lo pudo crear la caída de un meteorito hace millones de años.

“Esta es la gran teoría, de que cayó el meteorito en la Península de Yucatán y generó todos estos fragmentos"; dijo Laura Carrillo Bibriezca, investigadora del Colegio de la Frontera Sur.

Por ahora, el lugar del hallazgo no está abierto para actividades acuáticas como ocurre con otros agujeros azules que se han encontrado en el mundo. El motivo obedece a las investigaciones que continúan para confirmar si las condiciones son aptas para las personas en esta zona de Chetumal.

“Se presta a cierto turismo, un turismo responsable y especializado; pero no cualquiera puede bajar a estas profundidades"; advirtió Juan Carlos Alcérreca.


Especialistas señalaron que además de este agujero azul existen otros dos al interior de la Bahía de Chetumal. Empero, son de menor profundidad y también están sujetos a investigaciones para conocer las condiciones del agua y vida marina que contienen.

Comments


bottom of page