top of page

Monja deja los hábitos para huir con sacerdote y su historia ya es viral

En redes sociales se viralizó la historia de dos jóvenes que habían decidido dedicar su vida a Dios, pero que con el paso de los años renunciaron y decidieron comenzar una relación entre ellos

Ser monja o sacerdote implica tener un compromiso con Dios que va más allá, pues la única relación que pueden tener es con el creador, aunque algunas veces puede más el amor por otra persona. Es por ello que a través de TikTok se viralizó la historia de una monja que dejó los hábitos para huir con un sacerdote.

La historia que se viralizó en las redes sociales es protagonizada por Tomás Cam, un hombre que estaba estudiando el sacerdocio que a través de la plataforma de videos cortos explicó qué fue lo que lo hizo cambiar de opinión para dejar sus oficios religiosos.

Tomás explicó que luego de años en los que estuvo dedicando su vida a Dios comprendió que no estaba listo para ello, por lo cual tras pensarlo y analizarlo por mucho tiempo tomó la decisión de abandonar todo para comenzar de nuevo en algo completamente diferente a lo que esperaba.

Y como si fuera cosa del destino, tras salir del sacerdocio, Tomás se encontró con su actual novia, quien cabe destacar se estaba preparando para convertirse en monja. Al principio esto no fue fácil para ninguno de los dos, pero tras varias salidas y coincidencias decidieron comenzar una relación juntos.




En las redes sociales la historia de los jóvenes que ya habían coincidido cuando ambos estudiaban filosofía y teología ya se hizo viral, pues como si fuera cosa del destino, ambos decidieron dedicar su vida a otra cosa más allá de la religión casi al mismo tiempo. Ella abandonó los hábitos tan solo un año antes que él.

“La cosa es que la vi y la vi muy distinta”, contó Tomás tras reencontrarse con su ahora novia, “Muy linda, con su bella sonrisa y su manera de vestir tan única. No sé, todo empezó realmente cuando empezamos a hablar. No sé si alguna vez han visto esas películas donde la persona habla y no sé, el otro no la escucha, sino simplemente la contempla”, contó el joven, que ya se ha vuelto la sensación en las redes sociales.

Comments


bottom of page