top of page

¿Quién inventó el término ciencia ficción?

Hugo Gernsback fue editor en jefe de la gran revista Amazing Stories, la primera en dar un verdadero impulso a la nueva ola de autores de ciencia ficción.

Hugo Gernsback es un nombre especial para los amantes de la ciencia ficción. Para empezar, fue el creador de la primera gran revista dedicada por entero a este género:

Amazing Stories.




En segundo lugar, fue el responsable de acuñar el término ciencia ficción para referirse a un tipo de relatos que anticipaban o visualizaban una sociedad tecnológicamente avanzada en un futuro lejano.


El término ciencia ficción apareció en una de las portadas de Amazing Stories de 1926. El propio Gernsback lo definió de la siguiente manera:


Por “scientifiction” me refiero al tipo de historia de que iniciaron Julio Verne, HG Wells y Edgar Allan Poe, un encantador relato romántico entremezclado con un hecho científico y una visión profética […] No solo hacen de estas increíbles historias una lectura tremendamente interesante, sino que siempre son instructivas. Las nuevas aventuras que se nos presentan en la “scientifiction” de hoy no son en absoluto imposibles de materializar mañana [… ] Muchas grandes historias científicas destinadas a ser de interés histórico aún están por escribir … La posteridad señalará que han marcado un nuevo camino, no solo en literatura de ficción, sino también en el progreso.

Poco después, Gernsback cambiaría el término scientifiction por science-fiction tras vender una revista que llevaba ese mismo nombre y sus derechos. Sin embargo, algunas fuentes señalan que no fue Hugo Gernsback el primero en usar el término, ya que en el año 1851 William Wilson lo hizo por primera vez.



A favor de Gernsback, hay que señalar que el término de Wilson se trató de algo aislado y el término no se popularizó como lo es actualmente hasta que Gernsback lo utilizó de forma consistente.


Hasta antes de llamarse ciencia ficción, los relatos que trataban los mismos postulados del género no tenían una definición concreta. Por lo tanto, se les llamaba de distintas maneras: Viajes Fantásticos, Relatos de Mundos Perdidos, Utopías, o Novelas Científicas.


El canadiense John Clute denomina a esta época anterior a la eclosión del género proto-ciencia ficción.

¿Quién fue Hugo Gernsback?

Según datos tomados de la Enciclopedia de la Ciencia Ficción, Hugo Gernsback (nacido como Hugo Gernsbacher en 1884, en Luxemburgo) emigró a Estados Unidos en 1904 con el objetivo de comercializar sus inventos.



Para anunciar sus productos, solía editarlos en catálogos, lo cual le daba la experiencia editorial para manejar publicaciones.


El éxito de su catálogo de piezas de radio le llevó a dedicarse a la publicación de revistas, en su mayoría de ciencia práctica y después de ciencia ficción, aunque la más popular pudo haber sido la picosa Sexology.


En sus roles de escritor, editor y crítico, Gernsback hizo importantes contribuciones al crecimiento y desarrollo de la ciencia ficción moderna. Utilizó los seudónimos anagramáticos Greno Gashbock, Kars Gugenchob y Gus N Habergock para escribir relatos del género que tanto amaba.


Fue editor en jefe de la gran revista Amazing Stories, la primera en dar un verdadero impulso a la nueva ola de autores de ciencia ficción.

Padre de la ciencia ficción y propulsor de las primeras convenciones del género



Gernsback era muy popular entre los jóvenes aficionados a la SF (Science Fiction), apoyando reuniones (al principio a través de correspondencia) de lo que él llamaba “entusiastas de la SF”.

Clubes como The Science Correspondence Club se crearon después de que sus miembros empezaran a discutir los contenidos de Amazing Stories. Esta publicación formó un nutrido grupo de seguidores incondicionales que devoraban sus contenidos cada mes.

Diez años después del lanzamiento de Amazing Stories se celebró la primera Convención de Ciencia Ficción (el 22 de octubre de 1936). Gernsback contribuyó a que se hiciera una comunidad de Ciencia Ficción para que aficionados y creadores se conocieran entre sí.

Hugo Gernsback también fundó la emisora de radio WRNY, por lo cual se le considera un pionero de la radioafición.

Murió en Nueva York, el 19 de agosto de 1967. El premio Hugo se entrega en su honor para premiar a los mejores exponentes del género a nivel mundial.

コメント


bottom of page